24/11/16

Dolor de estómago, ¿Qué es en verdad lo que tienes? [24-11-16]


 
Dolor de estómago, ¿Qué es en verdad lo que tienes?

 El dolor de estómago es una de las molestias más comunes que el 90% de las personas experimentan. A veces la intensidad de este nos asusta, pero un intenso dolor no tiene por qué significar que su razón sea grave y viceversa – los dolores leves pero a largo plazo pueden significar un dolor crónico que tiene que ser tratado.

Si estas experimentando dolor de estómago, en cualquier parte, que dure más de 2 semanas, debes visitar a tu médico para evitar un diagnóstico más grave. El motivo de la visita inmediata al médico es la hinchazón de larga duración, vómitos prolongados, diarrea y sangre en la excreta.

El dolor de estómago es un tipo de dolor que se siente en el área entre el pecho y la ingle. Teniendo en cuenta que el estómago toma una gran área del cuerpo, se necesita localizar el lugar de donde el dolor está viniendo con el fin de descubrir la razón.

Encuentra tu punto doloroso e identifica su significado.

1.- Cálculos en la vesícula, úlcera de estómago, inflamación del páncreas;

2.-Úlcera de estómago, reflujo ácido, indigestión, inflamación del páncreas, cálculos biliares, epigastria hernia;

3.- Úlcera de estómago, úlcera duodenal, obstrucción de las vías biliares, inflamación del páncreas;

4.- Los cálculos biliares, inflamación del tracto orina, estreñimiento, hernia lumbar – hernia de disco en la columna vertebral;

5.- Inflamación del páncreas, las primeras etapas de la inflamación del apéndice, úlcera de estómago, hernia umbilical;

6.- Los cálculos biliares, enfermedad diverticular, estreñimiento, colon inflamatorio;

7.- Inflamación de la apéndice, estreñimiento, dolor en la pelvis – problemas ginecológicos (endometriosis, etc.), dolor en la ingle – hernia inguinal;

8.- Inflamación de las vías urinarias, inflamación del apéndice, inflamación del colon, dolor pélvico – problemas ginecológicos, enfermedad diverticular;

9.- La enfermedad diverticular, dolor pélvico – problemas ginecológicos, dolor en la ingle – hernia inguinal

Problemas menos graves:

Existen diferentes causas para el dolor y los problemas menos graves son el estreñimiento como resultado de la mala nutrición y la falta de ejercicio, ninguna tolerancia en algún tipo de comida, la gastritis como resultado de un exceso de ácidos del estómago, la intoxicación alimentaria y los virus estomacales.

22/11/16

Fruta, ¿antes o después de comer? [22-11-16]

Fruta, ¿antes o después de comer?

Ésta es una de las cuestiones que más dudas suscitan. A no ser que tengas un estómago resistente, la fruta no es el mejor de los postres…

¿Por qué?

Que el comer fruta de postre nos provoque digestiones pesadas es debido a que su digestión es muy rápida (de media hora a una hora) y consumirla con otros alimentos de digestión más larga (proteínas o glúcidos) hace que esté más tiempo del que necesita en el estómago y pueda producir pesadez o gases. Esta es la razón nutricional por la que es mejor no comer la fruta como postre.

¿Cuándo tomarla?

El momento ideal para ingerir fruta es entre comidas (a media mañana o a media tarde), en el desayuno (estimula tu estómago para recibir los primeros alimentos del día), o bien como cena única.

Si te gusta mucho, también puedes tomarla antes de la comida o la cena, de manera que esté casi digerida al llegar el resto de alimentos.

Alternativas para el postre

Frente a estómagos delicados, problemas de gases o acidez, es importante cambiar el hábito de tomar fruta de postre y dejarla para otros momentos del día. Como alternativa: infusiones, yogures (mejor sin azúcar), o compota de manzana sin azúcar añadido.

Las mejores frutas como postre

Si no puedes renunciar a la costumbre de tomar fruta de postre, elije manzanas, peras, piña o papaya, más digestivas que el resto, sobre todo las dos últimas. Eso sí, intenta no mezclar frutas ácidas (fresas, naranjas, piña) con dulces (plátano, melón, uvas), ya que se digieren mejor por separado. La sandía y el melón son muy ricos en agua y fructosa, pero dificultan la digestión.

19/11/16

Gastritis en el embarazo: síntomas y qué tomar

Gastritis en el embarazo: síntomas y qué tomar

Es uno de los trastornos más frecuentes, asociado a los numerosos cambios que acompañan los nueve meses de gestación.

ellahoy.es

La gastritis en el embarazo es uno de los trastornos más comunes asociado a los múltiples cambios que se producen en el cuerpo, y que también afectan al sistema digestivo, sobre todo a medida que crece la barriguita de embarazada. La gastritis se puede definir como una enfermedad inflamatoria de la mucosa del estómago que también puede estar causada por tomar ciertos medicamentos (incluyendo la aspirina común) o por determinados alimentos (tales como el café y el té). Pero, ¿cómo tratarla?, ¿cuáles son los síntomas?


Síntomas
La gastritis se puede manifestar con síntomas diversos. Un trastorno que puede ser agudo o crónico, dependiendo de si se produce de forma ocasional o si se vuelve más recurrente, así como de la intensidad de los síntomas. En el caso de las mujeres embarazadas, la gastritis se suele manifestar en la mayoría de las ocasiones con dolor abdominal, náuseas y dificultad para tragar. Molestias que pueden aparecer tanto al ingerir alimentos como simplemente al tomar un vaso de agua del grifo. En la mayoría de casos, la inflamación de la mucosa gástrica se debe a la bacteria Helicobacter pylori, una bacteria común que también se puede asociar a los vómitos repetidos.


Tratamiento


Para el tratamiento de la gastritis, siempre bajo estricta prescripción médica, se suele administrar amoxicilina y metronidazol. Los antiácidos, como el omeprazol, ayudan a reducir la secreción de la mucosa gástrica.

El uso de amoxicilina se considera seguro en los nueve meses de embarazo, así como el de metronidazol, si bien, tal y como hemos señalado, debe consultarse siempre al médico antes de tomar cualquier medicamento durante el periodo de gestación. Es importante consultar al médico al notar los primeros síntomas, no subestimarlos.


Remedios naturales


Entre los remedios naturales para la gastritis durante el embarazo el principal viene de la mano de la dieta. Conviene seguir una dieta baja en grasas, con limitada presencia de bebidas carbonatadas, té, café y, sobre todo, evitar el alcohol. Por su parte, es importante apostar por una dieta donde primen las frutas y verduras de temporada, como las fresas, buenas para el sistema digestivo. Conviene tener cuidado con los alimentos ácidos, como las frutas cítricas y los tomates.

12/10/16

¿Podemos padecer gastritis y no saberlo? [12-10-16]


¿Podemos padecer gastritis y no saberlo?

La gastritis en una de las enfermedades más frecuentes a escala mundial. Definida como “la inflamación de la capa que recubre el estómago , puede ser causada por dos agentes: antiinflamatorios no asteroideo y el Helicobacter pylori”, detalló la gastroenterólogo Beatriz Pernalete.

Asimismo, indicó que está catalogada como una enfermedad silenciosa porque “no siempre los síntomas expresan todo lo que pasa en el estómago” y añadió que “podemos padecer gastritis y no saberlo”.

Es “muy frecuente la automedicación en la gastritis. Quienes no cumplen un régimen alimenticio adecuado, quienes abusan de los medicamentos, el padecimiento de estrés, alto consumo de alcohol y tabaco son más vulnerables a sufrir esta enfermedad.

Recomiendan proteger el estómago con una buena alimentación Entre los elementos agresores para el estómago se encuentran alimentos picantes, salsas, enlantados, condimentos, frituras, ahumados, salados, comidas muy calientes…; por lo que Guillermo Vietia recomienda “proteger el estómago con una alimentación muy sana (baja en grasas)”.

“Los jóvenes están consumiendo mucho más alcohol de lo que antes consumían, lo que ocasiona lesiones en la mucosa gástrica , conllevando hemorragias digestivas”.

En relación a los síntomas, Pernalete aseguró que son inespecíficos y similares a otras enfermedades del estómago. No obstante, el médico destacó que entre los principales síntomas desatacan el dolor, ardor estomacal, acidez, náusea, vómitos ; dependiendo de la severidad de la inflamación.

Comer a la hora es lo mejor para prevenir la gastritis Los especialistas indicaron que lo mejor para prevenir la gastritis es “respetar los horarios de comida, evitar grandes volúmenes de alimentos y lo que no nos cae bien”.

De igual forma, señalaron que el tratamiento va desde el antiácido hasta protector gástrico, por un tiempo adecuado sin abusar de ellos. Finalmente, recomiendan ingerir comidas sanas como verduras, frutas, vegetales, carnes. Sobre los cítricos indicaron que se pueden consumir sin alterar las dosis.

9/10/16

Tamaño de su estómago puede ser señal de riesgo para el corazón

Tamaño de su estómago puede ser señal de riesgo para el corazón

teletica.com

El tamaño de su estómago puede ser señal de riesgo para el corazón.

Es ahí donde se acumula la grasa abdominal, perjudicial para muchos de los órganos vitales del cuerpo.

En el caso de las mujeres si su cintura mide menos de 82 centímetros el riesgo es normal, entre 82 cm y 88 cm elevado y más de 88 cm muy elevado.

Para los hombres por debajo de 95 centímetros es normal, de 95 cm a 102 cm elevado y muy elevado por encime de 102 cm.

La medición usted la puede hacer en su casa y es muy sencillo: coloque la cinta métrica entre la última costilla y el uso de la cadera, casi por encima del obligo.

Nos guste o no el consejo es el mismo que en otras ocasiones.Cuide su corazón con una dieta balanceada y recuerde hacer ejercicio al menos 30 minutos por día al menos 5 días por semana.

1/7/16

La Pancreatitis [1-7-16]


La Pancreatitis

¿Qué es?

Inflamación e irritación del páncreas, que es una glándula alargada y en forma de cono que se encuentra detrás del estómago. Sirve para fabricar y segregar enzimas digestivas, así como las hormonas insulina y glucagón.

¿Causas?

Todos los tipos de pancreatitis conllevan irritación e inflamación del páncreas, de forma pasajera o con daño permanente. Los tipos básicos de pancreatitis son dos:

1. Aguda. Inflamación aguda del páncreas que se resuelve con el tratamiento correcto, sin dejar secuelas. En el 80 % de los casos se debe a enfermedades de las vías biliares o al alcoholismo. El 20% restante se debe a fármacos, infecciones, algunas exploraciones (sobre el propio páncreas) o intervenciones quirúrgicas en el abdomen (estómago, vía biliar). Tiende a repetirse, con daños cada vez más permanentes, convirtiéndose en una pancreatitis crónica.

2. Crónica. Inflamación del páncreas, con daño persistente aún después de haber eliminado la causa y haber controlado los síntomas clínicos. La causa más frecuente es el alcoholismo. De cualquier forma, un episodio de pancreatitis consiste en que los enzimas del páncreas se activan masivamente, causando muerte del propio tejido pancreático y a menudo, una hemorragia alrededor del tejido muerto.

La pancreatitis es grave, y sin tratamiento puede llegar a causar la muerte de la persona afectada, en tan sólo unos días.

Síntomas

Los síntomas típicos de pancreatitis son los de un abdomen agudo, es decir, los de un cuadro de máximo dolor abdominal similar al de una perforación o una peritonitis, de comienzo brusco y que dura desde unas horas hasta varios días.

Se acompaña de náuseas, vómitos, febrícula e importante malestar general.

Tratamientos y recomendaciones

Pancreatitis aguda. Es una urgencia médica y el tratamiento consiste en:

  • Ayuno absoluto y aspiración del contenido del estómago con una sonda.
  • Tratamiento del dolor con analgésicos potentes I.V. o I.M.
  • Reposición intravenosa de líquidos y sales (sueros).
  • Tratamiento precoz de todas las posibles complicaciones.
  • Si no hay mejoría en las primeras horas o días, suele ser necesario el traslado a una Unidad de Cuidados Intensivos.

Pancreatitis crónica

Los episodios de exacerbación de una pancreatitis crónica se tratan igual que la pancreatitis aguda. Posteriormente, es imprescindible abandonar para siempre el alcohol. Puede ser necesario el tratamiento del dolor crónico con analgésicos, antiácidos o enzimas pancreáticos.

Pancreatitis complicada

Las complicaciones como el seudoquiste o la infección secundaria suelen requerir cirugía.
 

28/6/16

Hábitos que pueden causar gastritis


Hábitos que pueden causar gastritis

Existen ciertas acciones del diario vivir que pueden encaminar a que la gastritis aparezca

elheraldo.hn

La gastritis es una enfermedad en donde se ven afectadas las paredes del estómago, mismas que protegen al cuerpo de la acidez que causan los jugos gástricos; y al dañarse estas paredes, se produce inflamación y dolor en los tejidos estomacales.

Es por eso que se debe procurar no tocar las puertas de esta enfermedad que a la larga se vuelve muy molesta para el que la padece.

Existen ciertas acciones del diario vivir que pueden encaminar a que la gastritis aparezca y a continuación se las mencionamos.

1. Reparar una dolencia con medicamentos

Muchas veces se da la situación que por querer aliviar un dolor causado por el estrés diario o una caída, se usan medicamentos de uso común y estos pueden quitar o calmar un dolor pero generar el comienzo de gastritis, debido a que su exceso de ingerimiento puede causar irritación en el estómago.

2. Comida picante

El picante en todas sus presentaciones es letal como propiciador de gastritis, está demás decir que los alimentos picantes son expertos en traer sensibilidad al estómago internamente.

3. Sustancias tóxicas


Las bebidas embriagantes y el cigarrillo pueden desencadenar no solamente gastritis, sino también un sin fin de enfermedades en varios órganos del cuerpo.

4. Ingerir chucherías

Las golosinas y productos como los churros o galletas también contribuyen a que la gastritis aparezca, esto por los colorantes artificiales y procesos de fabricación a los que son sometidos.

5. Bebidas peligrosas

Básicamente, la clave de la prevención de la gastritis está centrada en cuidar lo que se come. De igual manera las bebidas pueden ser las causantes de la enfermedad, ejemplo de ello es el exceso de cafeína, bebidas gaseosa o bebidas energéticas.
 

4/6/16

Más de una cuarta parte de las consultas pediátricas se deben al estreñimiento [4-6-16]


Más de una cuarta parte de las consultas pediátricas se deben al estreñimiento

Esta dolencia supone casi un 30% de las consultas que los progenitores realizan en el hospital.

El estreñimiento supone entre un 25 y un 30% de las consultas pediátricas y su manejo debe realizarse desde una óptica multidisciplinar con medidas que incluyan, no solo un tratamiento farmacológico sino también modificaciones dietéticas y de conducta, según se desprende de la Guía de estreñimiento en el niño, presentada el pasado viernes durante el XXII Congreso de la Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (SEGHNP).

"El abordaje del estreñimiento en menores debe contemplarse por los diversos especialistas que tienen contacto con el niño en sus diferentes etapas. Por eso es importante contar con una guía práctica que englobe todos los aspectos de identificación de los síntomas y del tratamiento", asegura la doctora Beatriz Espín, vocal de la SEGHNP y coordinadora de este trabajo.

El manual, que ha sido elaborado con la colaboración de Casen Recordati por especialistas de diferentes disciplinas pediátricas -Gastroenterología, Pediatría de Atención Primaria, Urgencias pediátricas y Cirugía pediátrica-, da las pautas a seguir en la práctica clínica para el tratamiento de esta patología.

El estreñimiento, indica esta experta, "no se debe a una única causa y por tanto debe abordarse aplicando varias medidas". "Es muy importante combinar los medicamentos con un cambio en la dieta, que sea diversa y con las cantidades adecuadas, y la adopción de nuevos hábitos y comportamientos", añade la doctora Espín, que pertenece a la Sección de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica UGC Pediatría del Hospital Infantil Virgen del Rocío (Sevilla).

Además, recomienda un seguimiento cercano, ya que "requiere dedicación, tiempo de consulta, paciencia y alto grado de conexión con la familia y el niño. La base del éxito terapéutico es la adherencia al tratamiento", apunta.

En cada una de las tres etapas pediátricas -lactante, niño de 1 a 3 años, y niño mayor de cuatro años- hay factores de riesgo que pueden provocar una disminución o cambio en las características de las deposiciones. "Existen condicionantes en el tipo de alimentación que efectúa el niño que se relacionan con una mayor consistencia y dureza de las heces. Un ejemplo de ello es la lactancia artificial en el lactante o el mantenimiento de dietas con exceso de lácteos y una pobre ingesta de alimentos ricos en fibra", explica la doctora Espín.

De cara a facilitar el tratamiento del estreñimiento infantil, esta guía incluye una serie de tablas, escalas, gráficos y algoritmos que facilitan su diagnóstico y tratamiento. Además, aglutina una detallada lista sobre los tratamientos farmacológicos, "con las dosis y pautas de administración más adecuadas, así como los fármacos comercializados para población pediátrica", recalca.


La retirada del pañal


"Cuando comienzan con el control de esfínteres muchos niños sienten miedo y desarrollan una actitud de oposición o rechazo a la defecación. Planificar correctamente cómo y cuándo realizar la retirada del pañal se considera, junto con el establecimiento de unos hábitos dietéticos saludables, como uno de los pilares fundamentales de la prevención del estreñimiento", comenta.

La experta recuerda que debe comenzarse únicamente cuando el niño tenga un patrón de defecación normal y muestre que ya está preparado mediante indicadores fisiológicos, conductuales y del desarrollo. "Si al iniciar el entrenamiento se aprecian signos de inmadurez, es preferible posponerlo", afirma.

De hecho, uno de los aspectos que se ven más afectadas cuando existe estreñimiento es la esfera emocional del niño. "La relación con el entorno escolar e incluso familiar se ve alterada por esta patología. Es un tema tabú para ellos. Por eso cuando mejoran se vuelven más sociables y relajados", añade.
 

3/5/16

Consejos para no afectar su sistema digestivo [3-5-16]


Consejos para no afectar su sistema digestivo

El tracto gastrointestinal tiene principalmente dos funciones: asimilar nutrientes y eliminar residuos. No obstante, para que estas tareas se realicen sin inconvenientes se debe llevar una buena salud digestiva.

En cuanto a las dolencias gastrointestinales que más afectan al país hay que mencionar: la dispepsia (molestia o dolor localizado en la parte alta del abdomen) y la enfermedad por reflujo gastroesofágico, subraya la doctora Julissa Lombardo Quezada, especialista en Gastroenterología y Endoscopia Digestiva.

Para detallar el impacto de estas afecciones, la especialista explica que en la consulta externa de gastroenterología, el 60% de los pacientes acude con molestias relacionadas con esta enfermedad por reflujo gastroesofágico, dispepsia y colon irritable; el 20%, por enfermedades hepáticas; y el otro 20%, por otras causas.

Datos y acciones
Con una buena salud digestiva, se pueden prevenir la obesidad y las patologías asociadas a la obesidad, infecciones gastrointestinales agudas, cáncer de colon, hígado graso, complicaciones asociadas a diabetes mellitus e hipertensión arterial, resalta Lombardo Quezada.

De manera directa o indirecta, todos los órganos sufren cuando no se lleva una correcta salud digestiva, porque el impacto del déficit y el exceso de nutrientes alteran el equilibrio en el trabajo de todos los órganos del cuerpo, recuerda.

En este sentido, el médico general Rubén Rodríguez reitera que como el sistema digestivo está ligado al tema de la alimentación, se vincula de forma directa a "lo que comemos y bebemos".

Rodríguez enumera acciones favorables: debe evitar altos contenidos de azúcares y grasas, porque así tendrá una digestión adecuada; siga un horario regular en las comidas; incremente el consumo de fibra; beba el agua necesaria, no solo cuando tenga sed; evite el estrés a la hora de comer; coma despacio y mastique bien; y modere el consumo de alimentos flatulentos como repollo, apio, cebolla y brócoli, entre otros.

Entonces, una persona va en el camino adecuado si su estilo de vida incluye una alimentación balanceada, ejercicio físico diario y controles de salud adecuados según la edad, sostienen los galenos consultados.
 

20/4/16

Cinco verdades que pueden sorprender sobre el aparato digestivo [20-4-16]


Cinco verdades que pueden sorprender sobre el aparato digestivo

Cuando el estómago de una persona hace ruidos, lo primero que pensamos es que tiene hambre.

Esto no es necesariamente cierto. Según un libro que está causando furor en Alemania puede deberse a que el aparato digestivo está autolimpiándose.

Traducido al español como"La digestión es la cuestión", el libro fue escrito por la microbióloga alemana Giula Enders y revela cómo funciona este órgano.

BBC Mundo le presenta cinco de los hechos que se destacan en el libro.


1 Los jugos digestivos funcionan como detergente en polvo


El intestino delgado tiene una longitud de tres a seis metros y es la parte de nuestro tracto digestivo que más trabaja.

Nos quiere ofrecer tanta superficie como sea posible para absorber los nutrientes de los alimentos, por lo que está lleno de diminutos pliegues, sin ellos, tendría que medir 18 metros para hacer su trabajo.

Nuestros jugos digestivos contienen los mismos agentes que los detergentes en polvo: enzimas digestivas y disolventes de grasa.

Los detergentes para lavar son eficaces en la eliminación de manchas, ya que digieren cualquier sustancia grasa, rica en proteínas o azucarada de la ropa, con ayuda del movimiento del tambor de la lavadora.

Eso es más o menos lo que sucede en nuestro intestino delgado.

Los jugos digestivos descomponen los hidratos de carbono, proteínas y grasas.

Las proteínas y los hidratos de carbono son transportados al torrente sanguíneo a través de la pared intestinal, absorbidos por los vasos sanguíneos, y llevados al hígado.

Aquí, las sustancias peligrosas se destruyen.

La sangre rica en nutrientes fluye entonces desde el hígado directamente al corazón.


2 Un filete permanece en el estómago durante seis horas


Una vez que la comida masticada llega al estómago, las paredes musculares empiezan moverla para descomponerla.

Con un empujón, la comida es lanzada contra la pared del estómago, rebota y cae.

El estómago agita la comida y la muele en partículas pequeñas, la mayoría de menos de 2 mm de diámetro, antes de que pasen al intestino delgado.

Los carbohidratos simples, como el pastel y el azúcar, tardan cerca de dos horas para descomponerse.

Las proteínas y las grasas permanecen en el estómago durante un tiempo considerablemente más largo.

Un filete puede facilmente permanecer en el estómago durante seis horas.

Es por esto que las comidas ricas en carbohidratos nos animan más rápidamente, pero las comidas con mucha carne o grasa nos mantiene llenos por más tiempo.


3 Por qué comer nos hace sentir somnolientos


Una razón por la que nos sentimos cansados y lentos después de comer es que ciertos mensajeros químicos liberados por el cuerpo cuando estamos llenos también estimulan las áreas del cerebro responsables del cansancio.

Este cansancio es tal vez un inconveniente para nuestro cerebro cuando estamos en el trabajo, pero es beneficioso para el intestino delgado.

Este funciona más eficazmente cuando estamos relajados.

La somnolencia significa que la cantidad óptima de energía está disponible para la digestión en lugar de tener que ser utilizada en otros lugares, y nuestra sangre no está llena de hormonas del estrés.


4 Qué significan los ruidos del estómago


Nuestro estómago hace ruido cuando tenemos hambre pero también cuando está en pleno proceso de limpieza.

Alrededor de una hora después de que el intestino delgado ha terminado de digerir, una contracción muscular grande, ruidosa y ondulada barre las sobras desde el estómago hacia el intestino para dejar el estómago vacío y limpio.

Comer entre comidas detiene este proceso.

El picoteo constante significa que no hay tiempo para la limpieza.

Esta es una razón por qué algunos nutricionistas recomiendan un espacio de cinco horas entre las comidas, aunque no hay evidencias científicas que demuestran que el intervalo debe ser precisamente este período de tiempo.


5 ¿Con qué frecuencia debe ir al baño?

El intestino grueso es donde se procesa el resto de comida que no ha sido digerido por el intestino delgado, como la fibra indigestible.

El tiempo de procesamiento de estas sobras es de alrededor de 16 horas.

De este modo, ayuda al cuerpo a extraer las sustancias que incluyen minerales importantes como el calcio, que sólo pueden ser absorbidos adecuadamente aquí.

El tiempo promedio para que la comida vaya del tenedor al baño es de un día - las tripas más rápidas lo logran en ocho horas mientras que las más lentas pueden tardar tres días y medio.

El intestino grueso tiene tres secciones: el colon ascendente, transverso y descendente.

Por lo general, cuando vamos al baño, vaciamos la última sección para llenarse al día siguiente.

Para la mayoría de la gente, el contenido de su intestino grueso es suficiente para una evacuación al día.

Sin embargo, las personas que llenan su intestino grueso con suficiente volumen pueden tener que ir al baño dos o tres veces al día.

Tres cuartas partes de las heces son agua, para asegurar que es lo suficientemente suave para pasar fácilmente.

Una tercera parte de la materia sólida es la bacteria que nuestro cuerpo no necesita más.

Otro tercio se compone de fibra vegetal no digerible, y el tercio restante se compone de sustancias de las que el cuerpo quiere deshacerse como restos de medicamentos, colorantes alimentarios o colesterol.